Decorados Filmografía de la Dehesa de Navalvillar

Decorados Dehesa de Navalvillar


El productor Emilio Lárraga, en nombre de la Cooperativa Cinematográfica Carthago Films solicita, el 24 de agosto de 1963, al Ayuntamiento de Colmenar Viejo el alquiler de terrenos en la dehesa de Navalvillar como estudio de rodaje de películas Fart West, con montaje de decorados, por dos meses, abonando 70.000 ptas., y planteando la posibilidad de establecer con el municipio un convenio permanente.

De tal acuerdo nace la construcción del poblado del oeste estable de la Dehesa de Navalvillar, cuyo primer rodaje será “Fuera de la ley” (1964, Leon Klimowsky). A este decorado le seguirá la construcción de otros más, de carácter estable unos y efímero otros, que en cualquier caso no pasarán de los diez años de vida: un fuerte y cuatro ranchos y cabañas de carácter estable, al margen de otros tantos de carácter más efímero.

Todos los decorados de carácter estable suscribieron contratos de arrendamiento de terreno con carácter anual y los arrendatarios a su vez los alquilaban a las diferentes productoras para rodajes. Las películas que saliesen más de cien metros fuera del perímetro de los decorados debían a su vez abonar tasas de rodaje al ayuntamiento.

La fiebre de los rodajes western llega a producir conflictos entre los diferentes arrendatarios de índole “territorial” ya que en el cine un tema es lo que se ve en pantalla y otro diferente desde dónde se sitúa ésta.

Repasando los principales decorados del lejano oeste instalados en la Dehesa y sus inmediaciones, al margen de la citada City construida para “La rubia y el sheriff”, encontraríamos: 

Los decorados estables

El poblado de Lega-Michelena

El poblado de Lega-Michelena

El poblado de Lega-Michelena

Localización Dehesa: Cuartel Fuente del Moro. Camino de entrada a las fincas por la talanquera de La Mueda o Remedios.

Acceso: Talanquera de la Mueda o Remedios. Carretera M-625, Km 2,100.

Restos: Escasos ladrillos cementados y dispersos de diferentes edificios como la iglesia del poblado.

A finales de 1963 se construye en la Dehesa de Navalvillar por parte de la constructora de Augusto Lega y Félix Michelena, un poblado del oeste que permanece en pié hasta 1973 y que conoce numerosos rodajes, algunos tan importantes como son lo éxitos de Sergio Leone, “La muerte tenía un precio” (1965) y “El bueno, el feo y el malo” (1966). 

El poblado del oeste se construye en los últimos meses del año de 1963 por iniciativa de Carthago Films para el rodaje de “Fuera de la ley” de León Klimowsky.

El primitivo poblado tal y como aparece en “La muerte tenía un precio” constaba únicamente de seis edificios: oficina del sheriff y cárcel, establo, casa del médico y valla, barbería, saloon, general store, con interiores y exteriores. Estos edificios se reforman cuando se plantea dejarlos fijos (los techos eran de cartón embreado y se hundían con la lluvia, por lo que hubo que sustituirlos por otros de uralita), y se van ampliando según surjan las necesidades del rodaje: cementerio, plaza con fachadas, iglesia, molino de viento, una nueva glorieta, un nuevo establo más grande, un nuevo saloon de 30×15 metros, y otros decorados desmontables como la estación de tren, o la posibilidad de ambientarlo como un poblado fantasma o semidestruido, tal y como aparece en “El bueno, el feo y el malo”.

La localización vive el rodaje de títulos tan interesantes o conocidos como “El halcón y la presa” (1966, Sergio Sollima) o “La marca de Caín” (1968, Henry Levin). También en otros fuera del western como “La letra escarlata” (1972, Wim Wenders) donde el poblado figura como la Nueva Inglaterra del siglo XVII.

La desinstalación del decorado, en 1974, es provocada por la necesidad de ampliar la Base de Helicópteros.

El Fuerte de Medina

El Fuerte de Medina

El Fuerte de Medina

Localización Dehesa: Cuartel Fuente del Moro. La Navilla.

Acceso: Talanquera de La Calera. Carretera M-625, Km 4,900.

Restos: Base de cemento para abrevadero y agujeros de pilares.

José Luis Galicia y Jaime Pérez Cubero, diseñan y construyen el decorado de fuerte confederado más importante de los realizados en España, concretamente para “Antes llega la muerte” (1964, Joaquín L. Romero Marchent).

Ambientado en los Estados Unidos del año 1870, el fuerte tenía unas dimensiones de de 70 x 35 metros y 7 de altura. Se construyó bajo unas condiciones climatológicas muy duras, con persistentes lluvias, y utilizando la madera de todo un bosque que se había comprado. En su construcción participó también el equipo de Lega-Michelena.

Gestionado por Agustín Medina para Centauro Films, en el fuerte se llegan a rodar varios títulos aunque en sensible menor cantidad que el poblado de Michelena. Algunos de estos fueron tan importantes como “La última aventura” (“Custer of the West”, 1968) dirigida nada menos que por Robert Siodmak. Sin embargo el decorado se deteriora con bastante rapidez, apareciendo en estado ruinoso en títulos como “Al infierno, gringo”, (“Land Raiders”, 1969, Nathan Juran).

El Rancho de Cubero-Galicia

El Rancho de Cubero-Galicia

El Rancho de Cubero-Galicia

Localización Dehesa: Cuartel Fuente del Moro. Junto al tinao.

Acceso: Talanquera de La Calera. Carretera M-625, Km 4,900.

Restos: Chimenea de ladrillo. Restos de ladrillo dispersos.

Realmente prolífico fue el Rancho construido por Cubero. Siempre gestionado por Construccine, de grandes dimensiones y con edificaciones auxiliares, conoce dos fases de vida y una treintena de rodajes. Entre los primeros títulos rodados en el decorado, en 1965, figuran “Los cuatro implacables” de Primo Zeglio y “Plazo para morir” de Gianni Grimaldi. En 1971 es remozado por completo para “Las petroleras” de Cristian Jaque, conociendo nuevamente rodajes importantes como “Tres forajidos y un pistolero” (“The Spikes Gang”, 1973, Richard Fleisher) o populares como “El blanco, el amarillo y el negro” (1974, Sergio Corbucci).

El Rancho de Cubero-Galicia

El Rancho de Cubero-Galicia

Por otro lado, este decorado es el que en más ocasiones ha sido ambientado en diferentes épocas y lugares: una misión africana (“El rey de África”, Nino Scolaro-Sandy Howard), un bunker de la Segunda Guerra Mundial (“La brigada de los condenados”, 1970, Umberto Lenzi) o una posada española del Siglo de Oro (“El pícaro”, 1974, Fernando Fernán Gomez).

El rancho aparece con dos aspectos diferenciados: hasta 1971 es una construcción de madera con una gran torreta vigía. Con la remodelación el nuevo aspecto es el de una construcción de madera oscura con chimenea de ladrillo.

Este decorado perece en un incendio del que sólo se salva la chimenea de ladrillo. Precisamente esa chimenea es el único elemento que queda en pie hoy en día en la Dehesa de Navalvillar, no sólo de ese decorado sino de los otros decorados western.

Cabaña (La Navilla)

Cabaña (La Navilla)

Cabaña (La Navilla)

Localización Dehesa: Cuartel Fuente del Moro. La Navilla.

Acceso: Talanquera de La Calera. Carretera M-625, Km 4,900.

Restos: Ninguno.

Decorado situado en las cercanías del rancho de Cubero-Galicia. Aparece en “Aventuras del oeste” (1965, Joaquín L. Romero Marchent) con dos construcciones, una de madera y otra de adobe.

Es utilizado posteriormente para rodar “El precio de un hombre” (1966, Eugenio Martín), “Entre Dios y el diablo, un arma” (1968, Mario Caiano) o “Los pistoleros de paso bravo” (1968, Salvatore Rosso).

Cabaña (La Mueda)

Cabaña (La Mueda)

Cabaña (La Mueda)

Localización Dehesa: Cuartel Fuente del Moro. Junto al camino de entrada a las fincas por la talanquera de La Mueda o Remedios.

Acceso: Talanquera de la Mueda o Remedios. Carretera M-625, Km 2,100.

Restos: Escasos ladrillos cementados.

Decorado situado a escasos cien metros del poblado de Lega-Michelena. Se construye para “El fuera de la ley” (1964, Leon Klimowsky). 

En un primer momento de trata de una cabaña y la fachada de un pequeño rancho, esta última incendiada en el film. La cabaña, de madera y techo de paja, aparece en otrois Westerns como “Los rurales de Texas” ( 1964, Primo Zeglio) u “Ocaso de un pistolero” (Rafael Romero Marchent).

La casa del guarda

La casa del guarda

La casa del guarda

Localización Dehesa: Cuartel El Reservao. Solana de la Casa.

Acceso: Talanquera de San Pedro (Cañada de San Pedro. Carretera M-625, Km 0,500) o talanquera de la Mueda o Remedios (Carretera M-625, Km 2,100). 

Visitable exterior.

Construcción de piedra con corrales adosados, utilizada tradicionalmente por los  servicios de guardería de la Dehesa. También era el lugar donde se concentraba el estado mayor en las maniobras del ejército.

Utilizada por el cine sin transformación alguna, aparece en films como “Salario para matar” (1968, Sergio Corbucci) o (“La batalla del último Panzer”, 1969, José L. Merino). Aunque en “¿Qué nos importa la revolución?” ( 1971, Sergio Corbucci) se instala a su alrededor un campamento de lona. 

La parada de postas

Parada de postas

Parada de postas

Localización en la Dehesa: Cuartel el Reservao. Navalahija. 

Acceso: junto a la Talanquera de San Pedro (Cañada de San Pedro. Carretera M-625, Km 0,500). 

Actualmente visitable el exterior.

En otoño de 2014 se rueda la película “Stop Over in Hell” (“Parada en el infierno”) dirigida por Víctor Matellano, y para ello se recrea un decorado parada de postas, que se comienza a construir a finales de agosto del mismo año.

Se trata del último western rodado en la Dehesa de Navalvillar hasta la fecha, y del último decorado levantado. 

Los decorados efímeros

Decorados efimeros

Decorados efímeros

Diferentes films precisan levantar decorados en diferentes puntos de la Dehesa para después ser desmontados. Ya sea la cerca para un rodeo en “El sabor de la venganza” (1963, Joaquín L. Romero Marchent) o “Los pistoleros de Casa Grande” (1964, Roy Rowland) o diferentes cabañas específicas para “Tres superhombres en el oeste” (1973, Anthony Blond/George Martin) o “Tres forajidos y un pistolero” (“The Spikes Gang”, Richard Fleisher).

Destacable es el rancho desmontable para “Las petroleras” (1971, Christian Jaque) y la cabaña para ser incendiada en “Vivos o preferiblemente muertos” (1969, Duccio Tessari). Igualmente destacable es la escuela de “Caza implacable” (“The Hunting Party”, 1970, Don Meldford).

En algún caso se utiliza alguna casilla de piedra para hacerle añadido y ambientación del oeste, como es el caso de la cabaña que aparece en “Las águilas negras de Santa Fe” (1965, Ernst Hofbauer) y “Siete dólares al rojo” (1966, Alberto Cardone).

Ya fuera del género Western es destacable la construcción de un asentamiento afgano, realmente logrado, para “Orgullo de estirpe” (“The Horsemen”, 1970, John Frankenheimer).

Decorados Cercanos

El Rancho de Las Gateras

El Rancho de Las Gateras

El Rancho de Las Gateras

Localización: Las Gateras. Junto a la talanquera de Aguas de la Dehesa o Navalahija de la Dehesa de Navalvillar.

Acceso: Cañada de Tejada.

Restos: Ninguno.

Otro decorado importante que construyen el tánden Cubero-Galicia es un rancho junto al arroyo Valdepuercos en la linde con la Dehesa de Navalvillar. Se trataba de una interesante construcción levantada para la superproducción de Irving Allen “La marca de Caín” (“The Desperados”, 1968, Henry Levin). Una cabaña de grandes proporciones después utilizada en otros dos rodajes.

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

Localización y acceso: Carretera M-625. Km 2,600.

Visitable interior y exterior.

Finca cercana a la linde de la Dehesa de Navalvillar, donde se encuentra un edificio religioso que data en su aspecto original de la época hispano-visigoda y que alberga a la Patrona de la localidad, Nuestra Señora de los Remedios, bella talla del siglo XIII. 

Aunque la finca y la ermita es conocida principalmente por representar el monasterio de San Pedro de Cardeña en la superproducción de Samuel Bronston, “El Cid” (1961, Anthony Mann), también ha servido para el rodaje de otras películas como fue el debut en la dirección de Fernando Fernán Gómez, “El mensaje” (1955). De igual forma Westerns como “Salario para matar” (1968, Sergio Corbucci), “La furia de los siete magníficos” (“Guns of Magnificent Seven”, 1969, Paul Wendkos), “Al infierno, gringo” (“Land Raiders”, 1969, Nathan Juran).

Tentadero de Fermín Sanz

Tentadero de Fermín Sanz

Tentadero de Fermín Sanz

Localización y acceso: Carretera M-625. Km 4.

Visitable exterior. 

Finca lindante con la Dehesa de Navalvillar, tradicionalmente dedicada a la cría de reses bravas con instalaciones a tal fin como son corrales, embarcaderos o una pequeña plaza de tienta.

De granito encalado, su aspecto mejicano sirvió para rodar escenas de los Westerns “Django” (1966, Sergio Corbucci) y “Al infierno, gringo” (“Land Raiders”, 1969, Nathan Juran). Sus reses bravas aparecieron anteriormente en el peplum “Siete espartanos” (1962, Pedro Lazaga).

El poblado mexicano de El Zorro

Localización y acceso: Carretera M- 104. Km 5. 

El poblado mexicano de El Zorro

El poblado mexicano de El Zorro

Restos: Ninguno.

En 1989 se construye un pequeño poblado mexicano para la serie norteamericana de Family Channel, “El Zorro”, consistente en fachadas y edificios de cuatro lados pero sólo para rodaje de exteriores, sin decoración interior. Se construye en 1989 y permanece en pie durante dos años, mientras se ruedan las cuatro temporadas, 88 episodios. 

Los estudios cinematográficos

Localización en la Dehesa: Cuartel el Reservao. Navalahija. Lindante con la Cañada de San Pedro.

LOS ESTUDIOS CINEMATOGRÁFICOS

Los estudios cinematográficos

Acceso: junto a la Talanquera de San Pedro (Cañada de San Pedro. Carretera M-625, Km 0,500). 

En 1974, cuando el género Eurowestern entra en decadencia, los decorados de la Dehesa como el fuerte o las cabañas van desapareciendo. El poblado de Michelena ha de trasladarse a otra ubicación cercana, por ampliación de la base de helicópteros FAMET. El decorado se desmonta y se traslada en camiones, a su nueva ubicación planteándose la gestión de unos nuevos platós con el nombre de Estudios Tablada S. A. Con objeto de financiar el proyecto los propietarios solicitan un crédito al Banco de Crédito Industrial y una ayuda a la Dirección General de Cinematografía. Mientras, adelantan la inversión consistente en la puesta en pie de tres platós, un almacén, un taller y un área de servicio, montando el decorado western sobre éstos, ya que estaban alineados en una calle, en la que se pretendía que, incluso, cruzase un río. Dichos créditos nunca se concederán, quedando todo en agua de borrajas. A pesar de esto, se consiguen levantar los platós (sin revestimiento del oeste) y el Saloon. 

Dichos platós funcionaron de forma rentable para el tema de publicidad. En cuanto al cine se ruedan interiores para films como “Aquí huele a muerto” (1989, Álvaro Sáenz de Heredia) o el debut en la dirección cinematográfica de Pilar Miró (“La petición”, 1975).

Resaltable es la adaptación del saloon como prisión militar sudamericana para “El Perro” (1977, Antonio Isasi-Isasmendi) y el gran decorado exterior para “El hombre que supo amar” (1976, Miguel Picazo), un hospital de pobres del siglo XV.

La instalación se gestiona en la actualidad con el nombre de Aroztegui S.L. y el último rodaje cinematográfico que se produce es en el 2014, “Vampyres” dirigida por Víctor Matellano, sin registrar la instalación actividad cinematográfica actualmente. 

Colmenar Viejo Tierra de Cine

“Colmenar Viejo, Tierra de Cine” es una Asociación cuyo fin es reseñar la relación de la localidad con la industria audiovisual.

LEAVE A COMMENT

Bienvenida

Bienvenidos a la página de la asociación cultural “Colmenar Viejo, Tierra de Cine”, cuyo fin es reseñar la relación de la localidad con la industria audiovisual. Te adentras en un mundo… de película!
Presidente "Colmenar Viejo, Tierra de Cine": Saturnino García.